La formación continua en el campo de la Información y Documentación en España

Entrevista a Carlos Tejada Artigas y Paula Traver Vallés

Carlos_Tejada-icon2

Carlos Tejada Artigas Vocal de formación de SEDIC y Profesor Titular de la Facultad de Biblioteconomía y Documentación. Universidad Complutense de Madrid

clip66-Paula-Traver-icon2

Paula Traver Vallés Vocal de formación del Col·legi Oficial de Bibliotecaris i Documentalistes de la Comunitat Valenciana

 

 

 

 

 

 

 

Realizada por:

Jesús Robledano Arillo
Vocalía de Publicaciones de SEDIC

En esta ocasión hemos traído a la sección Personajes a dos reconocidos profesionales en el área de la formación de documentalistas, Carlos Tejada Artigas -miembro de la Vocalia de Formación de SEDIC y Profesor Titular de la Facultad de Biblioteconomía y Documentación de la Universidad Complutense de Madrid- y Paula Traver -responsable de la Biblioteca Virtual del Consorcio Hospitalario Provincial de Castellón, Codirectora de SocialBiblio, Consultora de la UOC en el Grado de Información y Documentación y Vocal de Formación de la Junta Directiva del COBDCV. Son dos personas que conocen muy de cerca las diferentes modalidades de formación de los profesionales de la Información y Documentación en España, y muy especialmente la de la formación continua. Sus respuestas nos aportan un completo e interesante estado de la cuestión sobre este tipo de formación, reflejando el relevante papel que está desempeñando en la capacitación de nuestros profesionales.

1.- ¿Cuáles son los actores de la formación continua para los documentalistas en España actualmente y cuáles deberían ser a su juicio? ¿Hay coordinación entre actores, o más bien competencia por el mercado?

Carlos Tejada:

En la actualidad son diversos los organismos que están ofreciendo actividades de formación continua en nuestro campo: asociaciones y colegios profesionales, universidades, empresas de servicios documentales, fundaciones… Las asociaciones y colegios son las más activas ya que en gran medida se financian gracias a los beneficios que se obtienen con los cursos. La coordinación es más bien escasa aunque recientemente se están produciendo contactos entre asociaciones y colegios para llegar a acuerdos como descuentos para sus socios. La competencia esta ahí ya que, para muchas asociaciones tras la pérdida de subvenciones, la formación es la única fuente de ingresos junto con las cuotas de los socios o colegiados.

Paula Traver:

En mi opinión los actores de la formación continua son principalmente: las universidades, las asociaciones y colegios profesionales, algunas empresas privadas especializadas en formación y nuevas iniciativas que han surgido en la red en forma de MOOC (Massive Open Online Course). En la administración pública también hay entidades que se dedican a la formación continua de los trabajadores, que en función de los puestos de trabajo pueden estar más o menos orientados a la Documentación. Me parece interesante que las mismas empresas o administraciones que nos contratan se preocupen por nuestra formación continua, ya que mejorar nuestras habilidades y conocimientos redundará en que realicemos un mejor trabajo.

De forma puntual, hay cierta coordinación para la organización conjunta de actividades concretas, aunque creo que no todo lo que se debería. Y en ocasiones sí he visto ese matiz de competencia en algunas entidades que se molestan si otras organizan actividades similares o actividades que creen de su competencia. En la nueva junta del Col·legi Oficial de Bibliotecaris i Documentalistes de la Comunitat Valenciana (en adelante, COBDCV) pensamos que es muy importante colaborar con otras entidades para organizar actividades conjuntas, y queremos trabajar en este sentido y colaborar con entidades a dos niveles: a nivel geográfico de la Comunidad Valenciana con otras instituciones que organizan actividades que pueden ser de interés para nuestro colectivo y a nivel nacional con instituciones que organicen actividades relacionadas con nuestro sector, aunque sea en regiones geográficas diferentes. Pensamos que podemos complementarnos, compartir puntos de vista diferentes y trabajar juntos por nuestra profesión, más en los tiempos que corren, en los que el asociacionismo y la cooperación son un elemento esencial para superar los obstáculos.

2.- ¿Cómo está afectando la crisis económica a esta formación?

Carlos Tejada:

En gran medida. En nuestro caso particular, antes de la crisis, a muchos de nuestros alumnos les financiaban los cursos sus centros de trabajo, ahora ese porcentaje de alumnos subvencionados se ha recortado drásticamente. Por otra parte, también han disminuido el número de cursos «a medida» que nos encargaban muchas empresas y organismos. Además para adecuarnos a las posibilidades económicas de los profesionales en paro o estudiantes hemos bajado las tasas de nuestros cursos, repercutiendo esto en nuestro balance económico. Por otra parte hemos implementado nuevas formulas de cursos de menor duración para que su coste sea menor. Así programamos cursos que denominamos Micro-Sedic con un carácter más práctico y de tres horas y media de duración o cursos online de una semana.

Paula Traver:

Por una parte, los profesionales tienen más necesidad que nunca por continuar formándose, por reciclarse, ampliar sus conocimientos para reorientarse y adaptarse a las necesidades actuales. Pero por desgracia, aunque tienen más tiempo, tienen menos capacidad económica, y no todo el mundo puede permitirse seguir formándose. En este sentido, creo que las instituciones debemos tener en cuenta estos factores y ofrecer precios adaptados a la situación actual. De hecho, en el COBDCV se hacen esfuerzos por ofrecer cursos gratuitos a los colegiados, combinados con otros de pago pero a precios muy razonables en los que se profundiza más en la temática a tratar.

Por otra parte, se valora cada vez más el conocimiento que se ofrece de forma libre en internet porque es una manera de aprender de forma gratuita y flexible.

3.- ¿Cómo se conjuntan o complementan la formación universitaria con la formación no oficial? ¿Es posible establecer algún tipo de coordinación?

Carlos Tejada:

La formación universitaria en la actualidad proporciona la base de conocimientos, competencias y habilidades que un profesional de la información y documentación necesita, mientras que la formación continua pretende formar en aquellos aspectos más punteros. Esta formación tiene una ventaja muy clara en su organización ya que es más sencilla y puede ofertar así cursos más novedosos. Por el contrario la formación universitaria tiene procesos muy complejos para la reforma de sus planes de estudios. En cuanto a la relación formación universitaria-continua, aunque no haya acuerdos formales sí que hay una cierta coordinación porque en muchas ocasiones en las Juntas de las asociaciones o de los colegios profesionales hay profesores de universidad que conocen las debilidades y fortalezas de sus planes de estudio y que pueden proponer temáticas para la formación continua.

Paula Traver:

Pues efectivamente, de manera complementaria. La formación universitaria es una formación reglada, que nos da unas bases sólidas sobre una serie de materias que se consideran imprescindibles para ejercer nuestra profesión y acreditarnos en el mundo académico con un título. En cambio la formación no oficial nos permite actualizarnos y profundizar en distintos temas para ampliar nuestra formación o especializarnos un poco más, ya que aunque tengamos un título universitario, el mundo es cambiante y hay que seguir formándose si no queremos quedarnos atrás. Además, la formación no reglada es más puntual y flexible, lo que le da una mayor capacidad de respuesta ante las necesidades.

Creo que sí es posible algún tipo de coordinación, aunque a veces es difícil al nivel que nos gustaría por la distinta naturaleza de las instituciones, pero en el COBDCV colaboramos estrechamente con la Universitat Politécnica de Valencia en distintas actividades y la nueva Junta tenemos como objetivo establecer convenios con otras universidades de la Comunidad Valenciana, que nos ayuden a estrechar lazos y trabajar conjuntamente en beneficio de nuestros profesionales.

4.- ¿Se puede hablar hoy día de la posibilidad de que un titulado universitario en otras áreas ajenas a la Documentación pueda llegar a formarse de forma completa mediante este tipo de formación sin necesidad de acudir a estudios universitarios?

Carlos Tejada:

Sinceramente creo que no es posible. Como ya he señalado, una formación de base y completa solo la pueden proporcionar los estudios universitarios mientras que la formación continua es un complemento necesario para los profesionales en aquellos temas más novedosos o punteros. En una encuesta que realizamos a nuestros socios en el año 2006, un 92,5% de los que nos contestaron nos indicaron que había necesitado cursos y acciones de formación continua. Nuestra profesión vive un proceso de cambio continuo debido a las nuevas tecnologías y la mejor manera de hacer frente a él es manteniéndonos actualizados como profesionales a través de nuestra formación a lo largo de la vida.

Paula Traver:

En mi opinión la formación no oficial es sólo, como comentaba, un complemento para seguir formándose, aunque no creo que pueda sustituir al título universitario, ni tampoco es su pretensión. Es difícil que hoy en día una persona pueda formarse de manera completa de este modo, porque la titulación universitaria ofrece una base sólida y una visión global. Lo que no quita que existan muchos profesionales que se formaron a través de años de experiencia y con formación complementaria, aunque fueran titulados de otros campos.

5.- ¿Cómo se debería llegar a definir una política de formación no reglada en una asociación o colegio profesional? (por ejemplo, evaluando las ofertas de trabajo, evaluando lagunas en la formación universitaria, etc.)

Carlos Tejada:

Es importante fijar mediante una planificación estratégica lo que la asociación o colegio pretende con su oferta de formación, es decir, su misión y como la va a articular. Las temáticas de los cursos deben de obedecer a las competencias que desarrolla el profesional en su día a día, reflejando sobre todo las cuestiones más novedosas. La identificación de esas competencias se puede hacer combinando diversos métodos: analizando las ofertas de empleo, con las opiniones de profesionales y empleadores, con las propuestas de los socios o colegiados… El mantener una oferta completa y adecuada es algo que requiere un gran esfuerzo por el personal de las asociaciones y en el que debe estar involucrada toda la junta directiva de la asociación o colegio.

Paula Traver:

En el COBDCV nos interesa tener en cuenta las necesidades de nuestros colegiados, que a fin de cuentas es para quien trabajamos. Y sus necesidades, muchas veces vienen dadas por las exigencias del mercado laboral, por las lagunas de la formación universitaria o por la propia evolución de muchas materias que están en constantes cambios y que precisan de una actualización. En este sentido, nos tomamos muy en serio las encuestas que realizamos para conocer estas inquietudes de nuestros profesionales, y también evaluamos la experiencia previa para ver si las actividades formativas que hemos realizado tienen mayor o menor éxito.

6.- ¿Qué opina sobre iniciativas de formación abiertas en la Red como SocialBiblio? ¿Qué impacto y seguimiento están teniendo en la actualidad?

Carlos Tejada:

Las comunidades de prácticas es un tipo de formación de mucho interés ya que de alguna manera deja constancia de la importancia de la formación en nuestro desarrollo profesional y como el conjunto de la profesión tiene una gran responsabilidad. Todos como profesionales tenemos bastantes cosas que enseñar y compartir y este modelo de formación permite mejor esa cooperación. Además su aprovechamiento de las tecnologías de la web 2.0 facilita su seguimiento. Desde hace ya unos años nuestro Grupo de Trabajo sobre la Web 2.0 organiza unas comunidades de prácticas en las que todos los participantes aprenden los unos de los otros. Para darnos cuenta de su alcance señalar que la comunidad realizada en el 2009 se inscribieron 854 personas, que realizaron 715 comentarios.

Paula Traver:

Creo que las iniciativas abiertas como SocialBiblio se han constituido en una alternativa de formación más, que no sustituyen a las que había hasta el momento porque se presentan en otro formato, más breve y diverso en temáticas. Las personas que se acercan a SocialBiblio pueden estar al día de muchos temas distintos pero sin profundizar demasiado en ellos. No es posible especializarse en un área sólo por asistir a los webinars de SocialBiblio, pero sí estar al día de muchas cosas, escuchar a profesores de lugares distintos y formar parte de una comunidad que comparte un interés común. Sin duda, es una oportunidad para muchas personas que quieren seguir aprendiendo, y mucho más para aquellas que no pueden permitirse hacerlo de otro modo o que viven en lugares donde no hay una gran oferta.

En diciembre hará un año que mi compañera María García-Puente y yo creamos esta comunidad, y estamos muy contentas por el impacto que ha tenido, sin duda mucho mayor del que hubiéramos esperado. Nos siguen personas de habla hispana de todo el mundo, interesadas en aprender sobre gestión de la información, y cada día se suma gente nueva que ha oído hablar de SocialBiblio y quiere unirse a aprender con nosotros. Nuestros seguidores creen en SocialBiblio y se sienten parte de este proyecto, una comunidad en la que se comparte el conocimiento y donde todo el mundo encuentra su lugar.

 

Categorías

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

* Se requiere casilla de verificación RGPD

*

I agree