XIX Jornada de Gestión de la Información. Regreso al futuro: visionarios de ayer, hoy y mañana

Crónica realizada por Sara Guiu

Un año más, SEDIC ha organizado la Jornada de Gestión de la Información en la Biblioteca Nacional de España. Un evento de gran importancia para el profesional de la información en el que cada año se debate y se analizan diversos aspectos relacionados con el ámbito de la gestión de la información.

En esta XIX edición, se ha tratado de analizar cómo ha cambiado nuestra profesión a lo largo de la historia. Aparentemente, poco tienen que ver los roles, procesos y retos de las instituciones y centros de información de hoy con los de ayer. ¿Cómo ha cambiado el trabajo del profesional de la información en los últimos treinta, cuarenta años? ¿Cómo imaginaban el futuro de la profesión entonces, y en qué medida los pasos que se dieron entonces han construido lo que somos hoy? ¿Qué grandes innovaciones abordaron las generaciones precedentes (y no únicamente tecnológicas)? ¿En qué sentidos han evolucionado los conceptos de usuario, utilidad y relevancia social, gestión de colecciones, evaluación y satisfacción de usuario, acceso, participación ciudadana, servicios, etc., y en qué medida ha impactado en nuestros roles, formación, objetivos profesionales? ¿Cómo imaginamos hoy que evolucionarán estos conceptos, y hacia dónde entendemos que nos llevarán los pasos que estamos dando en este camino?

Reflexionar desde una perspectiva crítica sobre estos temas se vuelve hoy esencial para afianzar nuestra posición profesional, en una sociedad en la que los datos son “el nuevo petróleo” y la gestión de la información es clave para el progreso social, económico y cultural.

Presentación inaugural

ANA SANTOS ARAMBURO. Directora de la Biblioteca Nacional de España

Ana Santos, al igual que en años anteriores, fue la encargada de abrir esta jornada profesional, en la que ha destacado la colaboración existente entre SEDIC y la BNE, así como el apoyo del MECD, representado en esta ocasión por la Subdirectora General de Coordinación Bibliotecaria, Concha Vilariño.

En su intervención, Ana invitó a los profesionales a reflexionar acerca de la transformación en las que se hallan inmersas las bibliotecas, las necesidades y los usos han cambiado con el tiempo, pero la biblioteca como institución sigue siendo imprescindible para los ciudadanos. La sociedad está en constante cambio, va demandando menos los servicios tradicionales mientras que aumenta la demanda de nuevos servicios digitales.

Jornadas como esta permiten el debate sobre la evolución de las instituciones culturales como archivos o bibliotecas y, sobre todo, analizar de manera crítica la visión de los ciudadanos y sus necesidades.

Terminó su intervención dando las gracias a los visionarios que iban a participar en la jornada como ponentes, e invitando a seguir soñando para seguir construyendo las instituciones del mañana.

CONCHA VILARIÑO. Subdirectora General de Coordinación Bibliotecaria del Ministerio de Educación, Cultura y Deporte

En la siguiente intervención, Concha Vilariño, destacó lo mucho que ha cambiado nuestra profesión en las últimas décadas, las nuevas formas de comunicación social e interacción con los usuarios, así como los nuevos conocimientos y habilidades de los profesionales que las integran, lo que requiere una puesta al día constante y una gran capacidad de adaptación.

En la historia del sector de la información y la documentación hay muchos ejemplos de pioneros y que con sus ideas y trabajos han sido fuente de inspiración constante, por lo que idearon y por su forma de trabajar. Estos pioneros han puesto de relieve la importancia que la gestión de la información y del conocimiento ha tenido, tiene y tendrá en una sociedad cada vez más compleja.

En España, en los años 80, una serie de acontecimientos propiciaron un rápido desarrollo de las bibliotecas españolas y la creación de grandes proyectos de gestión de la información. Estos avances son frutos de “aprender haciendo”, y así es como se debe plantear el futuro. El denominador común de todos los proyectos y transformaciones que se han ido sucediendo ha sido el trabajo en equipo, a través de la cooperación entre profesionales.

Para que surjan nuevas ideas se debe apostar por la mejora de la comunicación entre profesionales del sector y de otros sectores afines a nuestros objetivos. Esta jornada es una ocasión única para que surjan nuevas ideas.

YOLANDA DE LA IGLESIA SÁNCHEZ. Presidenta de SEDIC

Yolanda de la Iglesia inició su intervención agradeciendo la asistencia del público, el reiterado apoyo de la BNE, la colaboración con el MECD y de todos los actores que han hecho posible la organización de esta XIX edición.

Con la organización de esta jornada se ha tratado de realizar un homenaje a todas las personas que a través de su trabajo han ido marcando el camino para seguir hacia delante, aportando nuevas ideas y soluciones para aplicar con usuarios y servicios, con la gestión de las colecciones y con tantos otros aspectos de nuestras unidades de información.

Se ha tratado de hacer una reflexión sobre los pasos que se han dado en las últimas décadas, por medio de un programa basado en la conversación y en el dinamismo, espontáneo, para ver visiones, puntos de vista, criterios y experiencias.

Al finalizar su intervención, la presidenta de SEDIC dio paso a Teresa Malo de Molina, que ejerció de moderadora y maestra de ceremonias a lo largo de toda la jornada.

PB159899

Conferencia inaugural

JOSÉ ANTONIO PASCUAL. Lingüista y catedrático de Lengua española de la Universidad Carlos III de Madrid, miembro de la Real Academia Española

La conferencia inaugural versó sobre la colaboración en red en el área de las humanidades y lo que esta forma de trabajar puede llegar a ofrecer.

Jose Antonio Pascual inició su intervención haciendo referencia a la situación en la se encuentran los filólogos respecto a las posibilidades que brindan las bibliotecas en la actualidad, muy diferentes respecto al servicio que prestaban hace 50 años. En filología, se ha avanzado mucho gracias al desarrollo tecnológico y, sobre todo, a un cambio de mentalidad en áreas relacionadas con la gestión documental, tanto en archivos como en bibliotecas.

El ámbito de las humanidades se puede trabajar como en un laboratorio casi universal con la colaboración que nos prestan a los filólogos, las bibliotecas y los archivos. Esta cooperación, es un trabajo conjunto de varias especialidades en red donde cada uno aporta sus conocimientos. Hoy se puede trabajar en unas condiciones que hace tiempo hubiera supuesto esperar años para la recopilación del material que ahora se puede tener a disposición en el momento.

Hizo referencia a varios manuscritos, evidenciando que su digitalización, disponibilidad en red, y accesibilidad en cualquier momento y lugar, permiten hacer una trazabilidad lingüística de las palabras, encontrando relaciones y evoluciones léxicas. Además, la consulta de varios manuscritos y la comparación de textos, puede derivar por otros caminos que pueden ofrecer intereses comunes.

Por último, destacó que debemos ser conscientes de que hay que colaborar, ofrecer los medios que cada uno posee,  que pueden ser un punto de arranque para acceder a los datos, y que aporten un valor añadido. Además los jóvenes tienen por delante un largo camino, en el que tiene gran influencia la pasión por nuestro trabajo.
PB159917

Conversaciones profesionales I: Usuarios y servicios

ESPERANZA ADRADOS VILLAR. Jefe del Departamento de Referencias en el Archivo Histórico Nacional | ARANTZA MARISKAL BALERDI. Responsable de la Biblioteca de Creación de Tabakalera

El primer debate trató sobre el papel participativo de los usuarios en el entorno bibliotecario, que son la razón de ser del trabajo de documentalista, cómo evolucionan y las nuevas necesidades que tienen.

Esperanza Adrados indicó que los usuarios de bibliotecas y archivos han cambiado mucho en los últimos 20 años. La legislación ha ayudado a esta evolución y las instituciones son cada vez más accesibles a todo el mundo y más abiertas. Las tecnologías han propiciado esta apertura a los ciudadanos pero también les ha hecho más exigentes en las respuestas a las consultas que demandan y en la disponibilidad del servicio. Además para dar más visibilidad al archivo, todavía queda un largo camino y sería muy positivo hacerlo desde los primeros años de la escuela.

No se debe perder de la vista las redes sociales, que permiten el acercamiento a las instituciones culturales de los “no usuarios”. Sin embargo, es difícil dar un servicio tan amplio porque cada usuario siempre quiere ser el mejor atendido y carecemos de medios para prestar un servicio óptimo. Al final, según Esperanza los profesionales de la información se dejan llevar por la demanda, el trabajo diario, aunque se tienen en cuentan conmemoraciones o fechas señaladas. Sería necesario un equipo exclusivo para captar la atención de nuevos usuarios. De todas formas se están haciendo cosas como exposiciones, conciertos,…. en los espacios de las instituciones públicas, con los que el profesional se da a conocer de manera indirecta.

PB159929

Arantza Mariscal destacó que el cambio clave respecto al usuario fue que pudiera acudir personalmente al archivo o biblioteca, y realizar consultas simplemente desde la pantalla. Además subrayó que los propios centros y de los objetivos que llevan a cabo también han evolucionado, pero sería deseable que este cambio fuera más rápido. Además, las instituciones deben ser propositivas, proponer experiencias, contenidos y servicios que generen curiosidad a los nuevos usuarios porque la ciudadanía cada vez tiene más ganas de aprender, de hacer cosas y de participar. Para ello hay que ser más flexible, saber cambiar a la vez que la sociedad cambia.

Como servicio público se debe trabajar para los usuarios que todavía no lo son, reflexionar por qué ocurre y arriesgar en las propuestas que se ofrezcan, para crear una sociedad más formada, informada y culta.

Entre las observaciones del público se planteó que si hoy en día, con las plataformas digitales en auge, son tan importantes los espacios físicos de las instituciones. Se señaló que los espacios no deben desaparecer pero se van a gestionar de otra manera y además los archivos y bibliotecas ofrecen herramientas y equipos humanos que orientan y acompañan en la investigación y aprendizaje. Por eso, el profesional debe evolucionar y adaptarse como profesional TIC. En el futuro, se pondrá a disposición del usuario el producto primario, para que a partir de ahí el usuario lo use como lo considere.

Conversaciones profesionales I: Perfiles profesionales y formación

JOSÉ LÓPEZ YEPES Catedrático Emérito, Facultad de Ciencias de la Información, UCM | JAVIER LEIVA AGUILERA Consultor independiente

En esta sesión se debatió sobre los perfiles profesionales y la formación en el ámbito de la documentación de cara al futuro.

Para José López Yepes hay tres aspectos a considerar en el sector documental: el propio concepto de documento, qué es la ciencia de la información documental, y qué es un profesional de la información. El objetivo docente no está claro y hay un problema de terminología y conceptual en el área profesional de la información.

La universidad no solo transmite conocimiento también construye investigaciones, forma intelectuales y pensadores. La formación básica del intelectual se debe dar en la universidad, para que el profesional pueda ayudar realmente al usuario debe estar muy formado. El doctorado es más que un certificado que indica que esa persona sabe obtener nuevo conocimiento científico, aunque se pueden obtener nuevas ideas sin ser doctor.

Javier Leiva consideró que como profesional de la documentación hay que abrirse a un abanico más amplio de habilidades, más que de conocimientos. Sin quitar valor a los certificados, los planes de estudio están un poco desfasados. Los cambios se producen en corto espacio de tiempo que la universidad debería buscar unos mecanismos de actualización más rápidos. Por lo tanto, es necesaria una buena formación continua estos profesionales de la información.

Aunque es importante contar con una base humanística, hay que plantearse cómo se adquiere el conocimiento hoy en día. Por un lado, la universidad debería seguir ofreciendo el conocimiento de base y después debería dar respuesta a esas micronecesidades. Habría que introducir en las universidades el concepto de microcertificados y microformaciones, así como de insignias digitales, que permiten a través de evidencias de conocimientos adquiridos, ampliar el foco y la manera en la que el individuo se muestra al mundo profesional.

Un paso en este sentido son los MOOCs (Massive Open On-line Course), que ahora se están empezando ofrecer en las universidades. Se trata de microformaciones más autodidactas. Además, se requiere una constante actualización y es muy importante el desarrollo de competencias, más que los contenidos en sí.

PB159944

El público preguntó cómo puede el documentalista formarse como investigador para dar valor añadido o calidad a todos los contenidos accesibles en el ámbito digital. Se señaló que la formación intelectual es básica y cualquier carrera ayudará, teniendo en cuenta que además se puede especializar después en Ciencias de la Documentación. En el futuro es posible que en nuestro país los documentalistas sean los graduados en otras áreas. Es necesario que el sector de la documentación y la información asegure la calidad de los contenidos. Por tanto es necesaria tanto una formación básica en la universidad como una la formación continua a lo largo de la vida, así como la especialización.

Conversaciones profesionales I: Tecnología y procesos técnicos

VIRGINIA MORENO BONILLA Directora de Nuevas Tecnologías e Innovación, Organización, Calidad, Atención Ciudadana y Archivo en Ayuntamiento de Leganés | RICARDO SANTOS MUÑOZ Director del Departamento de Proceso Técnico. Biblioteca Nacional de España

El siguiente debate se centró en la tecnología y procesos técnicos. Uno de los campos que más ha sufrido el cambio tecnológico en las bibliotecas y archivos ha sido el proceso técnico.

Según Virginia Moreno los archiveros se están convirtiendo en profesionales TIC, que tienen que decidir cómo tratar el documento para llegar a formar el documento electrónico, que pasará al archivo electrónico único. Por tanto, los profesionales del archivo son fundamentales en toda la gestión del proceso del documento, aunque ha costado que se integraran en el proceso debido a la reticencia en el archivo respecto a la tecnología.

Por lo que respecta a la normativa, la parte que más afecta al documento es la que regula la interoperabilidad y el archivo electrónico único. Además, la normativa va muy por delante: hay tecnología suficiente pero solo es un medio y se tiene que adaptar a lo que se está definiendo dentro la institución. También da más trabajo porque genera presión sobre los plazos a cumplir y define pautas, pero no indica exactamente lo que hay qué hacer.

Ricardo Santos comentó que la tecnología nos va a condicionar la manera de trabajar porque aprovecha los recursos que se crean y dará soluciones para saber cómo crear los datos en el futuro. En este sentido, el gran cambio para el profesional de la documentación ha sido pasar de ser proveedor de documentos a proveedor de datos e información y en especial la apertura al público.

Se destacó que el catálogo 2.0, la colaboración de los usuarios y de los investigadores, ayudará a enriquecer los datos. Además el futuro va hacia una catalogación semiautomática, donde el catalogador no será ya un transcriptor sino que generará datos, y se catalogará pensando en cómo los usuarios, pero también las máquinas, van a leerlos. Un grupo de datos grande y potente todavía sin explotar en las bibliotecas es el conjunto de catalogaciones sobre un tema, que aún no se ha calculado ni estudiado.

PB159956

En el público se planteó si la tecnología hace innecesaria muchas de las normas de bibliotecas y archivos. La flexibilidad que da la tecnología hace menos rigurosa la normalización y de ahí la importancia de la catalogación semiautomática, pero los estándares son necesarios para la reutilización de los datos.

Para terminar, se evidenció la labor que tienen a futuro los archiveros respecto al reto de la administración electrónica y los bibliotecarios con la generación y reutilización de datos. Al final la tecnología es un medio imprescindible que ayuda a llevar a cabo tanto los cambios organizativos, como en las formas de trabajar, la apertura de la información, y la participación ciudadana.

Conversaciones profesionales II: Servicio público y rentabilidad

CRISTINA ALOVISETTI RUIZ-OGARRIO. Directora Gerente. Museo del Prado Difusión | IGNASI LABASTIDA I JUAN. Responsable de la Unitat de Recerca e Innovación del CRAI. Universidad de Barcelona

En la segunda parte de la jornada trató el tema sobre servicio público y rentabilidad, y cómo se pueden compaginar ambos mundos.

PB159979

Cristina Alovisetti aportó una visión de la gestión comercial de derechos de autor, dentro de una institución como el Museo de Prado, cuyo objetivo en los procesos de digitalización es que las imágenes que salgan del museo tengan el mayor nivel de calidad posible. Hoy en día cada vez hay más acceso y difusión de imágenes del museo, y también nos encontramos con el universo abierto de imágenes en Internet.

La gestión de derechos no va en contra de la difusión si el uso es lícito, pero sí se intenta ordenar otro tipos de uso. Por lo tanto, el Prado no cobra por el uso de imágenes en tesis doctorales. Sin embargo, el Museo ha empleado recursos para generar una imagen de gran calidad y mantenerla por lo que si se quiere usar es normal que se ofrezca algo a cambio que ayude a financiar al Museo y seguir generando archivos.

Sin embargo, para Ignasi Labastida todas las instituciones públicas deberían transmitir sus obras, que están en el dominio público, al dominio público digital. En su institución, todo lo que se digitaliza es de dominio público, a través del portal Bipadi, y también utilizan estándares que sirven para que las máquinas les entiendan. Por otra parte, el dinero que las instituciones públicas utilizan en digitalizar se paga con fondos públicos, y debería retornarse a la ciudadanía. El modelo más adecuado es poner imágenes en unas condiciones de dominio público, y si se quiere más calidad, acudir a la institución para solicitarla y pagarla.

Por otra parte, es muy importante empezar a mostrar de forma positiva los derechos de autor, que se pueden gestionar de distintas maneras dependiendo de los distintos fines para los que utilicen las imágenes. En la universidad la filosofía es que las tesis estén en abierto, por lo tanto también deberían estarlo las imágenes que contengan.

Se subraya al respecto que algunos museos europeos tienen una política muy abierta sobre los derechos y también existe una carta europea que dice expresamente que el hecho de que un objeto de arte se digitalice, siendo de dominio público, no altera su naturaleza de dominio público, para el uso que quisiera hacer, incluso para una reinterpretación.

Entre el público se comentó el movimiento openGLAM (Galleries, Libraries. Archives and Museums), con el que todas las instituciones culturales van a tener que replantearse la obligación legal de abrir los datos. El discurso de openGlam está muy bien y cuenta con un gran presupuesto, por lo tanto la disposición para que los datos sean de acceso abierto también es responsabilidad del gobierno. Sin embargo, una cosa es que las obras estén en dominio público y otra cosa es que lo estén las imágenes. También es muy importante empezar a que los daros sean más abiertos y reutilizables entre los propios museos.

Asimismo, desde el público se comentó que la primera directiva de reutilización del sector público no pone límites a la reutilización de la información pública, va dirigida a procurar que se aprovechen al máximo los recursos públicos para generar riqueza. Aunque después se hizo una corrección con idea de recuperar los altos costes de los procesos de digitalización. En definitiva, es un problema de la administración que no dedica a estos fines los recursos necesarios y que demanda la sociedad.

Conversaciones profesionales II: Relevancia y función social

JOSÉ SÁNCHEZ SÁNCHEZ. Ex Director Gerente de la Biblioteca de Castilla-La Mancha | RIANSARES SERRANO MORALES Senadora electa por la Circunscripción de Guadalajara

El siguiente tema versó sobre la relevancia y función social en los centros de información que es quizás una de las asignaturas pendientes. Sería conveniente saber medir la importancia de la función social.

Riansares Serrano considera que los archivos, bibliotecas y museos están haciendo un gran esfuerzo en el ámbito de la difusión y la participación. La incorporación de las nuevas tecnologías, el archivo electrónico, la transparencia administrativa y la gestión adecuada de la información, ha multiplicado el uso del archivo. Se debe participar de manera activa en la comunidad local donde se trabaja; tiene que ver con la custodia de la documentación, que es el legado hacia las generaciones venideras.

En la Comunidad de Castilla La Mancha, por ejemplo, se consiguió llevar las bibliotecas a los municipios con la implantación del bibliobús y las bibliotecas municipales. Se necesita atraer al público desde las primeras edades de primaria hasta la universidad para formar a ciudadanos conscientes de la importancia de la custodia y conservación del patrimonio documental.

Juan Sánchez destacó como el porcentaje de socios de las bibliotecas públicas en España ha evolucionado positivamente a lo largo de los años duros de la crisis, con menos recursos y más esfuerzo y la capacidad de los profesionales. Aun se necesitan muchos recursos y profesionales, a pesar de las nuevas tecnologías. En todo caso, lo más importante son los usuarios y los profesionales.

Sin duda, la influencia de la situación territorial, provoca desigualdades entre las autonomías. El servicio bibliotecario lo asumen los municipios, y si no hay subvenciones no hay recursos. Es esencial que haya un servicio para todos, incluidos a pequeños municipios. Sin embargo, no se ha conseguido por falta de voluntad política. Las bibliotecas deberían estar en la agenda de los políticos, que no ser una cuestión de buena voluntad puntual. Debe haber unas obligaciones y una política completa de implantación.

Como servicio público las bibliotecas y archivos deben tener una actividad permanente de contacto con la sociedad. Pero si aún hay que seguir explicando porque una biblioteca es importante, quizás aún no se ha conseguido la relevancia social que hay que alcanzar.

PB150001

Conversaciones profesionales II. Preservación y acceso a las colecciones

MAR PÉREZ MORILLO. Jefe de Área de Gestión del Depósito de las Publicaciones en Línea en BNE | LLUIS ANGLADA. Director del Àrea de Ciencia Abierta en el Consorci de Serveis Universitaris de Catalunya (CSUC)

En el último debate de la mañana se habló de preservación y acceso a las colecciones, así como la generación de contenidos digitales.

Según Lluis Anglada, la palabra preservar habría que sustituirla por acceso diferido en el tiempo. La preservación es muy importante pero puede suponer una barrera en el acceso. Por otra parte, la legislación de depósito legal ya no es válida, porque la información vigente se ha incrementado en número, diversidad, dispersión. Por ello, el futuro la preservación será colaborativa, federada, y selectiva. Aun con todo eso tampoco será fácil.

Además, se propusieron tres ideas para hacer que el agujero digital sea menor en un futuro:

  1. Hacer una revisión profunda de nuestras prácticas profesionales, aprovechando mejor o de forma diferente los recursos que tenemos.
  2. Pagar cuotas de asociaciones y de proyectos cooperativos, ya que la financiación también será en un futuro cooperativa.
  3. Resolver a qué nivel de agregación hacemos las cosas.

Para Mar Pérez, no se preserva si no es para poder acceder a los documentos, y, para ello, las publicaciones se tienen que tener. La adquisición de contenidos considerados como patrimonio documental en línea y objeto de depósito legal es complicada. Hay dos grandes bloques de depósito legal:

  • Contenido accesible libremente en la web y que puede recolectar con un robot, que rastrea y de manera automática guarda el contenido de los sitios web.
  • Contenido que está en línea pero de acceso restringido. También es objeto de depósito legal pero no podemos guardarlo de forma automática, hay que ponerse en contacto con los editores y distribuidores para que lo depositen.

Hacen falta unos modelos de preservación nuevos porque la política de preservación digital que se usa está pensada para fondos que se digitalizan en bibliotecas y modelos en soporte tangible. Otro asunto son los soportes de distinto formato o aplicaciones. La propiedad intelectual también limita. En todo el proceso se necesita de mucha colaboración y muchos recursos.

Además, la exhaustividad está descartada. Se hace una búsqueda y recolección masiva del dominio .es una vez al año, y el resto, en otros dominios, se hace mediante recolecciones selectivas. Estas recolecciones las tienen que ir definiendo los conservadores web. Ahora solo se aspira a que el “agujero negro” que se verá dentro de 50 años, llamado “edad oscura digital”, sea un poco más pequeño.

PB150018

La conclusión es que la preservación no tiene sentido si no se plantea como un acceso a largo plazo, pero para poder hacerlo tenemos que recopilar, almacenar y procesar esa información para que sea recuperable y útil. Así también podremos, en la medida de lo posible, evitar ese agujero digital. Ante el volumen de trabajo que esto implica, probablemente el camino para hacerlo será la federación de esfuerzos y una financiación en común.

Presentación “Suzanne Briet”

LAURA GARCÍA. Estudiante de 4ª de Grado en Información y Documentación en la UCM

La ponente nos recuperó la figura de Suzanne Briet. A pesar de que fue una destacada documentalista en su época, se encuentra poca información sobre su vida y trabajo.
PB150025

Nació en 1894 en Francia, fue bibliotecaria, historiadora, documentalista e informatóloga. Empezó dando clases de inglés pero en los años 20 comenzó a trabajar para la Biblioteca Nacional Francesa y se introdujo en el mundo de la Documentación. En los años 30 comenzó a dirigir la sala de catálogos y bibliografías. Después formó parte de la Unión Francesa de Organismos de Documentación y, por último, fue vicepresidenta de la Federación Internacional de Documentación.

Nunca dejó la Documentación y siempre fue muy activa. En los años 50 se dedicó a viajar para entender como en otras culturas y países entendían las bibliotecas y los centros de documentación. En Estados Unidos, conoció el acceso real del usuario a la biblioteca y, al regresar a Francia, decidió ponerlo en práctica. Lo que promovía era que cualquier ciudadano tuviera acceso a la institución.

En 1951 escribió un importante manifiesto sobre la Documentación, compuesto de tres partes:

  • Técnica de trabajo intelectual: rescatar la información e interpretarla para hacer un trabajo más cómodo y que el documentalista participara de esa investigación.
  • Profesión de documentalista: debe estar integrado en los contextos culturales de los usuarios a los que sirve. Implica la formación de usuarios.
  • La Documentación como necesidad de nuestro tiempo y del futuro: debe ir ligada a los avances tecnológicos, junto con el avance de la sociedad.

Suzanne fue poco popular y hoy es poco conocida. Probablemente se ha perdido muchos de sus escritos y documentos, ya que se jubiló a los 60 años y hasta que murió se dedicó a escribir.

Para finalizar, la ponente invito a rescatar a todos a los visionarios olvidados de ayer, como Suzanne, y que nos ayudaran a visualizar el mañana.

Mesa redonda: Visionarios y proyectos en las organizaciones

Presenta y modera:

  • MARGARITA TALADRIZ MAS. Ex-presidenta de FESABID

Intervienen:

  • FRANCISCO JOSÉ VALENTÍN RUIZ. Director digital de Odilo
  • CARLOTA TORTOSA. Consultora de Archivos en IECISA
  • ELISA GARCÍA-MORALES. Directora de Inforárea
  • EVA CEREZO LÓPEZ. Coordinadora de Abana informática

Margarita Taladriz moderó la última mesa y presentó el debate sobre el papel que la empresa ha jugado en la gestión de la información y documentación, y cómo colabora con estos profesionales.

PB150038

Elisa García-Morales, desde que colaboró en la fundación de una de las primeras empresas españolas de servicios de gestión documental, las bibliotecas y archivos han cambiado tanto como la tecnología. Al principio, la demanda de los profesionales era el asesoramiento en las etapas iniciales de automatización. Era una época de innovación y cambio constante, en que se sentaron las bases de grandes procesos de tratamiento de la información. Hoy se busca el control de calidad y ser capaces de procesar grandes cantidades de información.

Francisco José Valentín comentó que la sociedad demanda ahora el acceso desde cualquier lugar y en cualquier momento a través de los dispositivos digitales y hay que resolver los problemas subyacen de esas necesidades.

Aunque la incorporación tecnológica se dio antes en centros de referencia anglosajones, la mayoría de centros españoles se ha movido de manera similar. Además ha ayudado a que una parte del camino tecnológico ya estuviera hecho.

Para Carlota Tortosa el archivo ha cambiado mucho porque el expediente ahora es electrónico. Se ha dado una gran evolución en el ámbito tecnológico y normativo. Las instituciones tienen que tener un conocimiento más tecnológico para poder participar y que la gente se involucre.

Uno de los puntos importantes es la gestión del cambio dentro de las instituciones. Es necesario que todas las personas de la institución estén implicadas y que vean los beneficios. Si hay que un líder que dirija este cambio en la institución es mucho más sencillo, y si no hay que perseverar aunque puede que ni aun así el cambio se produzca. En cualquier caso, cuando se recurre a la empresa privada, la necesidad ya existe.

Eva Cerezo ha visto grandes cambios en los servicios, se solicitan servicios más integrales y proyectos dirigidos a la transformación digital. Además, en los perfiles profesionales se piden competencias más tecnológicas.

En cuanto a la época de la crisis, en muchos casos ha ayudado a abrir nuevas líneas competenciales y otro tipo de servicios que de haber seguido todo igual es posible que no se hubieran llevado a cabo, en este aspecto puede considerarse una oportunidad, nos ha hecho innovar y aprovechar más la tecnología. Sin duda, como empresa hay que adaptarse: estos sucesos o acaban con la empresa o la enfoca hacia otro campo. Perder hábitos y empezar a ver de forma diferente beneficia a la institución.

Respecto al futuro de la gestión de la información, se dirige hacia la prestación de servicios, incluso el propio software. El proceso técnico (procesos como la catalogación) y el archivo electrónico cada vez se desplazara más hacia empresas especializadas que lo hagan. Las instituciones públicas quedaran como gestores de servicios. En las bibliotecas digitales, el bibliotecario será quien gestione servicios y seleccione contenido. Se precisará un profesional interdisciplinar con buena formación en competencias digitales y un aprendizaje continuo.

Entre el público se recordó que la colaboración público-privada es necesaria. Hay proyectos que no hubieran salido a delante sin esta colaboración, no debe sustituir lo público pero estamos condenados a entendernos. La capacidad de evolucionar y adaptarnos viene fruto de la colaboración y de las necesidades del cliente.

Entrega XII Premio SEDIC a la calidad e innovación

A continuación se hizo entrega del Premio Sedic a la Calidad e Innovación. El premio está enfocado a profesionales de la Documentación, personas o entidades que han llevado a cabo una renovación destacable, importante y relevante en cualquier campo de la Ciencias de la Documentación, partiendo de situaciones del ayer.

Las novedades respecto a años anteriores son el cambio de la denominación del premio que pasa a llamarse Premio Nacional Sedic a la Calidad e Innovación Carmen Rodríguez Guerrero. La segunda novedad es que el galardón tiene dotación económica para el premiado de 1.000€.

El jurado estuvo compuesto por los miembros del Comité Científico de la jornada. A continuación, Carmen Sierra hizo la lectura del acta y fallo del jurado. Intervino Ana Santos para hacer entrega del premio.

PB150053

Margarita Taladriz Más agradeció la concesión del premio. En su discurso destacó su labor profesional en la universidad Carlos III y su gran preocupación por una gestión profesionalizada. En los comienzos pensaban sobre su modelo de biblioteca ideal y con la universidad Carlos III tuvo la oportunidad de comenzar un nuevo proyecto en el que plasmarlo, con la colaboración de un gran equipo humano, así como el apoyo familiar.

Conferencia de cierre

MARIA ALEXANDRA VERÍSSIMO M. SILVA LOURENÇO Presidenta de la Associação Portuguesa de Bibliotecários, Arquivistas e Documentalistas

La conferencia de cierre corrió a cargo de Maria Alexandra Veríssimo. La asociación a la que pertenece fue creada en 1973. Tiene unos 1000 asociados, colectivos y personales, pero la asociación no es ni un sindicato (no se puede discutir la legislación profesional ni tener representación a nivel social) ni un colegio (no es posible contribuir a la certificación de los profesionales).

PB150067

El área con más actividad son las bibliotecas de enseñanza superior. Las de la administración central casi han desaparecido en los años de la crisis.

Los retos que tiene la asociación son muchos y diversos: formativos, políticos, económicos y sociales. En Portugal la profesión BAD, es la denominación de los bibliotecarios, archiveros y documentalistas. Es un perfil en continuo cambio que ha llevado a la contratación de profesionales no cualificados, a la reducción de cargos dirigentes con cualificación BAD, y a la indiferenciación.

En cuanto a normativa, se da un marco legal deficitario, ya que la ley de bibliotecas es inexistente y la de los archivos se encuentra totalmente desactualizada. A esto se añade la subfinanciación, y aunque se creó un programa que permitió la creación de una red de bibliotecas, a día de hoy ya no tiene financiación. Así mismo, poseen buenas infraestructuras pero sin continuidad.

Ante esta situación se tiene que dar una respuesta y, como asociación profesional, se prioriza dos ejes:

  • La intervención político – social: realizando movilización social para tener voz, bajando a la calle, se promueve el diálogo y las reuniones.
  • La proyección y valoración: dar visibilidad a los profesionales, que tienen que tener cualificación. Es necesario afirmar a los profesionales, que su papel sea reconocido.

Entre los proyectos destacan la cualificación de los servicios de información, el apoyo a la carrera, a la contratación cualificada, y el desempeño con un código de ética. Para conseguirlo, se siguen políticas sistemáticas, líneas de orientación y estratégicas, para saber cuál es la dirección a seguir.

En apoyo a los profesionales, se crean los cuadernos BAD desde 1973, acciones formativas, el periódico Noticias BAD, traducciones de la normativa en el área documental, se organizan eventos como el BADjobs,etc. Ahora se trabaja en la creación un directorio en el que estén todos los profesionales, dividido en categorías.

Actualmente hay dos temas en los se pone el foco como profesionales:

  • Reglamento General de Protección de Datos, de la Unión Europea. Si se logra dar una respuesta en este campo, resultaría de utilidad desde el punto de vista institucional.
  • Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible. Muchas entidades apoyan esta iniciativa y los archivos y bibliotecas pueden dar respuesta.

Para hacerse visible en el sector de la documentación y la información hay que dejar de hablar en comunidades cerradas y tratar de que otros hablen de este sector.

Entre el público se pregunta sobre lo qué nos diferencia a portugueses y españoles, en qué nos parecemos y qué podemos hacer juntos. Para Alexandra, la diferencia fundamental está en la reglamentación, que crea la necesidad de profesionales cualificados. Como punto en común, está la formación. En cuanto a qué se puede hacer en colaboración, es trabajar en conjunto por causas y objetivos comunes y contribuir al desarrollo sostenible para la integración de las comunidades.

Categorías

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

* Se requiere casilla de verificación RGPD

*

I agree