Informe Mapa de Competencia Digital: Hacia una comprensión conceptual

Redacción:
Carmen Morales Sanabria
Vocalía de Publicaciones de SEDIC

clip64-panorama-big

Jared Tarbell. «Internet Café»

Este informe, de Kirsti Ala-Mutka, forma parte de un proyecto más completo realizado por el Instituto de Prospectiva Tecnológica, en concreto el Digital Competence: Identification and European-wide validation of its key components for all levels of learners (DIGCOMP), uno de los institutos que conforman el Centro Común de Investigación de la Comisión Europea para asesorar las políticas de la Unión Europea que hacen referencia a cuestiones socio-económicas o científico-tecnológicas.

En su conjunto, este proyecto, pretende contribuir a una mejor comprensión y desarrollo de la competencia digital en Europa. Por su parte, el informe analiza la literatura existente en la materia y se centra en las muchas ramificaciones del concepto, buscando diferencias y puntos de encuentro: desde la alfabetización computacional, pasando por la alfabetización TIC y, digital, hasta la informacional o mediática.

Objetivos del proyecto

  • Identificar los componentes clave de la competencia digital (CD) en términos de los conocimientos, habilidades y las actitudes necesarias para ser digitalmente competente.
  • Desarrollar los descriptores de la competencia digital que alimentan un marco conceptual / directrices que pueden ser validadas a nivel europeo, teniendo en cuenta los marcos relevantes disponibles en la actualidad.
  • Proponer un plan de trabajo para el posible uso y la revisión de un marco de competencial digital y los descriptores de la misma para los alumnos de todos los niveles.
clip64-panorama1-icon

Mapa de alfabetización digital junto con otros conceptos relacionados

Metodología empleada

El informe parte de la revisión de las necesidades para la competencia digital, los conceptos utilizados para describir esta materia y las políticas y medidas desarrolladas en torno a la misma. A partir de aquí, la autora establece un modelo conceptual para el desarrollo de la competencia digital, que propone aspectos de nivel superior para ser utilizados como elementos de aprendizaje o de evaluación. El objetivo final pasa por poner de relieve las diferentes áreas de conocimiento, habilidades y actitudes que deben tenerse en cuenta en el desarrollo de la competencia digital. La estructura propuesta es suficientemente flexible como para poder adaptar el concepto de competencia digital a diferentes grupos de alumnos y usuarios digitales.

La autora destaca la importancia de las competencias digitales y considera que una persona con un nivel insuficiente en este sentido se encuentra en riesgo de ser excluida de distintas actividades, perder oportunidades e, incluso, utilizar de forma inadecuada las TICs con los riesgos que ello supone. Para Ala-Mutka las competencias digitales son habilidades para el siglo XXI que deberían ser adquiridas por todos los ciudadanos, a fin de garantizar su participación activa en la sociedad y la economía.

A lo largo del informe, la autora presenta distintos gráficos que reflejan el panorama de la competencia digital para el siglo XXI, así como la propuesta de un cuadro/mapa del «Modelo de competencias digitales» donde las resume e interrelaciona.

clip64-panorama2b-icon

Definición de habilidades en el Siglo XXI

Conclusiones

Las principales conclusiones del estudio presentado en el informe se concretan en:

  • Es necesario asegurar la competencia digital a todos: infancia, jóvenes, personas mayores, grupos en riesgo exclusión y ciudadanos; ya que este aprendizaje no surge automáticamente del uso de Internet y de las nuevas tecnologías.
  • El paisaje de la competencia digital es complejo y en consecuencia es imposible acuñar una única definición, resultando más útil optar por un enfoque amplio que reconozca todas sus áreas de actuación y que pueda adaptarse según las necesidades de los grupos destinatarios.
  • La competencia digital para el siglo XXI se entiende integrada por conocimientos instrumentales, habilidades en el uso de los medios de comunicación, conocimientos avanzados en comunicación, gestión de la información, resolución de problemas, etcétera. Estas habilidades deben ser apoyadas en el desarrollo de actitudes críticas, creativas, intelectuales y autónomas.
  • El conocimiento instrumental y las habilidades son una condición previa para garantizar la competencia digital.
  • El desarrollo de un modelo conceptual de alto nivel para la competencia digital es sólo el primer paso. La colaboración entre las partes interesadas y la elaboración de pautas de aprendizaje son elementos imprescindibles a fin de elaborar directrices que se puedan utilizar en la creación de una política europea que apoye el desarrollo de la competencia digital.

La autora

Kirsti Ala-Mutka trabaja como investigadora en el Instituto de Prospectiva Tecnológica, con sede en Sevilla, España. Está doctorada en Tecnología de la Información y ha desarrollado múltiples trabajos sobre el desarrollo de aplicaciones de aprendizaje basadas en las TICs. En la actualidad, Ala-Mutka está centrada en sus posibilidades en las sociedades que envejecen, así como su evolución y grado de aprendizaje en los Estados más recientemente incorporados a la Unión Europea.

Más información:

 

Categorías

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *