La biblioteca y archivo del Real Jardín Botánico (CSIC)

clip65-centros-foto1-icon

Puerta del Rey del Real Jardín Botánico

El Real Jardín Botánico es un centro de investigación singular adscrito al Consejo Superior de Investigaciones Científicas, y un museo vivo con más de 250 años de historia. La investigación, la conservación, y la divulgación de la ciencia botánica son los tres ejes fundamentales de su misión y sobre los que se articula la actividad del Jardín. Esta labor, a lo largo de un período tan dilatado en el tiempo, tiene su reflejo en las colecciones y documentos que se conservan en la biblioteca y el archivo, que se han convertido en un referente para la investigación de la botánica, en concreto de España y en general del Mediterráneo occidental, y para el estudio de la historia de la ciencia en España y en Hispanoamérica.

clip65-centros-foto4-iconLa historia de la biblioteca y archivo del Real Jardín Botánico, se remonta a la fecha de creación de la institución, el 17 de octubre de 1755 cuando el rey Fernando VI decide fundar un Jardín Botánico en los terrenos de la Huerta de Migas Calientes en el área madrileña de Puerta de Hierro, «para que en estos Reynos se adelantase el importante estudio de la Botánica». El traslado por R. O. de Carlos III a su actual emplazamiento del Paseo del Prado, donde fue inaugurado en 1781, significó su consolidación como establecimiento científico, y como representante de los principios reformistas que se llevaron a cabo en el Madrid de la Ilustración. A partir de entonces, tanto la biblioteca como el archivo comienzan a crecer y evolucionar con la propia actividad científica y docente del Jardín, y su historia transcurre imbricada en el devenir de la propia institución: guerras, revoluciones, períodos de gran esplendor y de decadencia, reorientaciones científicas, evolución social y política, etcétera, han imprimido su sello en la historia del Jardín, sin variar su esencia como centro de investigación e institución abierta a la sociedad.

· La biblioteca del Real Jardín Botánico

En lo que respecta a la biblioteca, su evolución es muy llamativa: de los 152 libros que figuran en el «Inventario de los libros de Botánica, de Química y de Historia Natural existentes en 20 de Agosto de 1781», el más antiguo que se conserva, a las cerca de 42.000 monografías y más de 2.000 títulos de revistas que la componen en la actualidad. Para ello, resultó fundamental el ingreso de bibliotecas privadas de profesores y catedráticos que desarrollaron su actividad en el centro y la política de adquisiciones que se ha llevado a cabo a lo largo de estos dos siglos. Entre las colecciones más importantes que entraron a formar parte de los fondos bibliográficos, figura la biblioteca privada del primer catedrático del Jardín, José Quer, adquirida en 1781; la de Antonio José Cavanilles, director entre 1801 y 1804, y en los años 1850; y la de Mariano José Lagasca, su sucesor en el puesto. Gracias a esta política, hoy en día la biblioteca del Real Jardín Botánico es la más importante de España en lo que respecta a colecciones de botánica, con un fondo constituido por una amplia representación de publicaciones dedicadas a su estudio (florística, taxonomía, etc), en especial en el Mediterráneo occidental y en Hispanoamérica, y al de otras disciplinas de interés, como agricultura, jardinería, biología, etc.

Destacan tres incunables, como «De Viribus Herbarum Carmen» de 1495 y la colección de «Prelinneanos» que consta de unos 500 ejemplares. También se conservan obras de autores clásicos, como Dioscórides y Plinio, y de autores del siglo XVI como Fuchs, Dodoens, Clusius y Conrad Gesner. Sobresalen las obras de Gaspar Bauhin y Basilius Besler como representantes del siglo XVII, y ya en el s. XVIII, la importante colección de obras de J. P. Tournefor

clip65-centros-foto5-icon

Fondo antiguo de la Biblioteca

t y de Carlos Linneo. En lo que respecta a la colección de revistas impresas, es una de las más importantes de Europa, con publicaciones científicas de los siglos XVII hasta la actualidad. Es de subrayar asimismo, los más de 2.000 títulos de microformas, cuya adquisición completó las carencias del fondo antiguo y moderno, y la colección de folletos (unos 30.000 títulos aproximadamente) y cartografía. La colección contemporánea es muy amplia y variada, y se complementa con los recursos electrónicos y bases de datos online, que dan acceso a las publicaciones más recientes de botánica y horticultura.

· El archivo del Real Jardín Botánico

El archivo del Jardín es el reflejo documental de la actividad de la institución a lo largo de los siglos, unido a los sucesivos ingresos de documentación relacionada con el ramo de la Botánica, procedente principalmente de las expediciones científicas de los siglos XVIII y XIX y de donaciones y compra o depósito de archivos particulares de científicos que trabajaron en el establecimiento o estuvieron relacionados con el mismo. Todos estos materiales han dado lugar a unos ricos fondos, muy interesantes para el estudio de la historia de la botánica de nuestro país. Pero si por algo se singulariza el archivo del Real Jardín Botánico, es por sus fondos de iconografía, entre los más importantes e interesantes del mundo en su género.

El archivo está estructurado en 15 fondos documentales, compuestos por unos 300 metros lineales de documentación textual y más de 17.600 dibujos. El fondo «Jardín» incluye la documentación administrativa producida por la propia gestión del establecimiento, como libros de actas, correspondencia, reales órdenes, oficios, nóminas, etcétera, junto a otras series específicas resultado de su actividad como centro de investigación, por ejemplo, la serie de libros de siembra, los expedientes sobre remesas de semillas, sobre herborizaciones, y otros relacionados con la enseñanza y la investigación botánica. En este fondo están incluidos también los archivos particulares de Mariano Lagasca, Simón de Rojas Clemente y Miguel Colmeiro. También se encuentran los documentos iconográficos producidos por la actividad científica del Jardín, pasada y presente, como la serie de dibujos de la colección Flora Ibérica, uno de los proyectos de investigación más importantes que se están llevando a cabo en los últimos años.

clip65-centros-mutis-icon

Dibujos de la Expedición Botánica de José Celestino Mutis (1783-1816)

Pero como se ha comentado ya, entre los fondos del archivo destacan por su valor e importancia los documentos textuales e icnográficos que ingresaron procedentes de las Expediciones Científicas de los siglos XVIII y XIX, y entre ellos, brilla con luz propia la colección de Dibujos de la Real Expedición Botánica al Nuevo Reino de Granada de José Celestino Mutis (1783-1816): más de 7.000 dibujos sobre flora colombiana que, junto a la documentación producida por este sabio gaditano, ha tenido el reconocimiento de la UNESCO (programa Memoria del Mundo).

Otros fondos de especial relevancia procedentes de las expediciones científicas, son los producidos por la Expedición de Límites al Orinoco de Pehr Löfling (1743-1766); la Expedición Botánica al Virreinato del Perú de Ruiz y Pavón (1777-1816); Nueva España de Sessé y Mociño» (1787-1819); la Expedición marítima de Alejandro Malaspina (1789-1818); la Real Comisión de Guantánamo del Conde de Mopox (1796-1802); y la Comisión Científica del Pacífico en la que participo Juan Isern (1862-1866).

También en el archivo se conserva la documentación particular de los científicos Antonio José Cavanilles, José Cuatrecasas y Emilio Guinea, la del paisajista Javier de Winthuysen y otras colecciones adquiridas por donación, compra o depósito, como la de dibujos y estampas de la colección Van Berkhey, las colecciones de dibujos orientales donadas en el siglo XIX y la colección de flora filipina de Juan de Cuéllar.

clip65-centros-foto3-icon

Libro de colores. Expedición marítima de Alejandro Malaspina (1789-1818)

· Hoy en día

Hoy en día, la biblioteca y el archivo forman una unidad de apoyo a la investigación del Real Jardín Botánico, dependientes de la vice dirección de Cultura Científica y Documentación, y constituyen un servicio público accesible a todo ciudadano interesado, que mantiene un compromiso con la calidad, adquirido a través de la carta de servicios del Real Jardín Botánico. La Unidad está integrada en la Red de Bibliotecas y Archivos del CSIC, cuyo responsable es la URICI (Unidad de Recursos de Información Científica para la Investigación del CSIC).

Sus fondos están integrados en el catálogo colectivo de las bibliotecas y archivos del CSIC. También es de reseñar que, en 2003, el Real Jardín Botánico inició una política de digitalización de las colecciones, que se ha materializado en el portal de la «Biblioteca digital del Jardín Botánico de Madrid», que en este momento da acceso online a más de un millón y medio de páginas; y en el portal de iconografía botánica de la Real Expedición al Nuevo Reino de Granada. A estos proyectos se unirán otros nuevos, con objeto de difundir y preservar las colecciones y hacerlas aún más accesibles a investigadores e interesados. En cuanto a la internacionalización, el Real Jardín Botánico participa en los foros internacionales, como es el caso de EBHL (European Botanical & Horticultural Libraries) y en proyectos internacionales como «Linnaeus Link».

clip65-centros-foto6-icon

Depósito del archivo y digitalización de colecciones

 

Categorías

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

* Se requiere casilla de verificación RGPD

*

I agree