La Biblioteca y Archivo del Real Conservatorio Superior de Música de Madrid

Elena Magallanes Latas
Fernando Jiménez de la Hera
Fernando Gilgado Gómez

Fachada del Real Conservatorio Superior de Música de Madrid

Fachada del Real Conservatorio Superior de Música de Madrid

Por Real Decreto de 15 de julio de 1830 se crea el Real Conservatorio de Música y Declamación de María Cristina, primera institución pública en su género fundada en España. Tras sufrir diversos traslados de sede, desde el Teatro Real hasta el Palacio de Bauer, su sede actual ocupa un ala del antiguo Hospital de San Carlos, edificado en el siglo XVIII por el arquitecto Francisco Sabatini. Durante dos siglos la institución ha acogido en su seno a la mayor  parte de nuestros  compositores más destacados de dicho periodo, lo cual, unido al patronazgo de la institución por parte de la Casa Real, ha originado un gran flujo de donaciones de partituras y libros sobre música que explican en parte el volumen y riqueza de los fondos bibliográficos y documentales que atesora la institución, generando la mejor colección musical de España junto con la de la Biblioteca Nacional. En la actualidad, la Biblioteca del Conservatorio atesora una colección que supera los 200.000 ejemplares, de los cuales no menos de 10.000 son partituras manuscritas, 131.442 partituras impresas, 27.388 monografías y folletos,  863 títulos de publicaciones periódicas y 25.657 recursos sonoros y audiovisuales.

La formación de las colecciones

Il ballarino. Marco Fabritio Caruso da Sermoneta

Il ballarino. Marco Fabritio Caruso da Sermoneta

En efecto, varios miembros de la Casa Real han cedido sus bibliotecas particulares al Conservatorio. Así, en 1874 ingresa la colección del Rey Amadeo de Saboya, que consta de unas 500 tonadillas escénicas de autores españoles de la segunda mitad del siglo XVIII: Misón, Laserna, Esteve, etc., además de varios centenares de partituras manuscritas de ópera italiana de finales del siglo XVIII y principios del XIX. Es la colección más valiosa de España para este tipo de composiciones. En 1940 se dona al Conservatorio la colección de la Infanta Isabel Francisca de Borbón “La Chata”, que consta de colecciones de ópera y de música de salón. Por disposición testamentaria ingresa en 1967 el fondo del infante José Eugenio de Baviera, sobrino de Alfonso XIII. Incluye gran cantidad de manuscritos autógrafos del príncipe Luis Fernando de Baviera. Entre sus obras impresas más valiosas figura un ejemplar de Il Ballarino, de Marco Fabritio Caroso da Sermoneta, editado en Milán en 1581, con información sobre los bailes y la música del momento, además de notables grabados de Giacomo Franco. Una última incorporación procedente de la Familia Real ha sido la de algunas obras donadas por la reina María Cristina de Habsburgo, con magníficas encuadernaciones.

El Melopeo y Maestro

El Melopeo y Maestro

Entre las donaciones institucionales no pertenecientes a la Casa Real destaca la incorporación en 1941 de la Biblioteca de la disuelta Junta Nacional de Música. Respecto a las donaciones de particulares, resaltamos por su importancia la biblioteca de los hermanos Cecilio y José de Roda, incorporada a nuestra colección en 1965, con una nutrida representación de óperas, zarzuelas y canciones que, en muchos casos, incluyen los retratos de los intérpretes. Una pieza singular es el Melopeo y Maestro, de Pietro Cerone, tratado de música teórica y práctica, encuadernado en pergamino y editado en Nápoles en 1613.

Muchos de los legados recibidos por nuestra institución proceden de antiguos alumnos o profesores del centro, que después han sido importantes compositores, editores o críticos musicales. Así destacamos a Rogelio Villar, José Tragó y, muy señaladamente, a Antonio Romero y Andía, profesor, compositor y editor musical, figura trascendental de la música española del siglo XIX que impulsó la edición musical en nuestro país. Romero donó su biblioteca personal al Conservatorio en 1874. En ella figuran varias ediciones de su conocido Método completo de clarinete: adoptado para la enseñanza del Real Conservatorio de María Cristina…

Método completo de clarinete

Ya en el siglo XX el Conservatorio continúa recibiendo importantes donaciones  de Tomás Bretón, Jesús de Monasterio, Rogelio Villar  Cecilio de Roda, etc. Destaca  de manera especial la del musicólogo norteamericano Robert Stevenson, profesor experto en música española de diversos periodos, especialmente del Renacimiento. Ingresada en 1999, contiene unos 2.000 volúmenes y 80.000 documentos.

La segunda fuente de ingreso de documentos en nuestra colección bibliográfica procede de las diversas disposiciones legales y administrativas que han afectado a la biblioteca. Así, en 1831, el primer reglamento del Conservatorio establecía en su capítulo XIII, artículo 5, la obligación por parte de editores y almacenistas de música de entregar dos ejemplares de todas las obras musicales que se imprimiesen o grabasen en España, pero la mayoría de ellos trataron de eludir el cumplimiento de dicha norma, por lo que perdió gran parte de su eficacia.

Orlando de Lasso. Chansons nouvelles. Colección de Uclés

Orlando de Lasso. Chansons nouvelles. Colección de Uclés

Las normas desamortizadoras implementadas a lo largo del siglo XIX permitieron que en 1873 ingresase en el Conservatorio una valiosísima colección de 51 volúmenes de polifonía del repertorio internacional del siglo XVI, procedente del Monasterio de Uclés. Es posiblemente la mayor colección de España de impresos musicales de esta época. Son ediciones francesas, italianas, flamencas y alemanas de motetes y canciones de polifonistas como Orlando de Lasso, Clemens von Pape, Servin, Willaert, etc. Están encuadernadas en pergamino al estilo flamenco con decoraciones en pan de oro.

Colección de Uclés. Libro de Bassus

La Ley de la Propiedad Intelectual de 1847 ha dado lugar al ingreso de obras en la biblioteca, si bien de forma muy irregular a lo largo del tiempo. El Reglamento de 1880 de desarrollo de la Ley de 1879 determinaba que un ejemplar de las obras impresas en Madrid se conservase en la entonces denominada Escuela Nacional de Música y Declamación. Constan diversas entregas de la Sociedad General de Autores que podrían responder a la citada obligatoriedad. Respecto al Depósito Legal, la Biblioteca del Conservatorio ha compartido con la Biblioteca Nacional de España la condición de centro receptor de los ejemplares de música impresa. A partir del decreto regulador del Depósito Legal de 1957, la Biblioteca Nacional traspasaba en teoría el tercer ejemplar de cada obra, pero esto de produjo de forma irregular. Desde 2002, la Biblioteca del Conservatorio es receptora del Depósito Legal de música notada de la Comunidad de Madrid.

Una última fuente relevante de ingreso ha sido la compra de documentos. Hasta el año 2002, la Biblioteca no ha contado con un presupuesto propio, por lo que estas han sido realizadas directamente por el Conservatorio de una forma esporádica. Las primeras adquisiciones las realizó Pedro Albéniz, en París, por encargo de la Reina María Cristina de Borbón. Poco después el primer director del centro, Francesco Piermarini realiza numerosas adquisiciones a la editorial Ricordi de Milán. En 1883-84 se compraron los fondos del compositor madrileño Santiago Masarnau. En 1923 se adquiere el archivo de la Sociedad de Conciertos de Madrid, tal vez la mejor colección española de partituras y materiales de orquesta de música sinfónica del siglo XIX, con centenares de manuscritos. Otras compras importantes fueron las de la biblioteca de Gerardo Gombau, pianista, compositor y catedrático de acompañamiento de piano, o la biblioteca de Leopoldo Arín. A partir de 2002 la Biblioteca ya cuenta con su propio presupuesto, lo que permite satisfacer con mucha mayor agilidad las necesidades de la comunidad educativa del centro.

Fondos manuscritos

Libro de Sonatas de Domenico Scarlatti

Libro de Sonatas de Domenico Scarlatti

Un elemento destacable de las colecciones del Conservatorio es la riquísima colección de música manuscrita española de los siglos XIX y XX, con numerósos autógrafos de Juan Crisóstomo de Arriaga, Manuel de Falla, Isaac Albéniz, Joaquín Turina, Santiago Masarnau, Tomás Bretón, Ruperto Chapí, Francisco Asenjo Barbieri, Gioachino Rossini o Camille Saint-Säens. También atesora algunos manuscritos valiosos del siglo XVIII, pertenecientes a Antonio Soler, Luigi Boccherini, Doménico Scarlatti o Saverio Chiapparelli.

Francisco Asenjo Barbieri. Pan y Toros

Francisco Asenjo Barbieri. Pan y Toros

El archivo histórico-administrativo

Instancia del alumno Isaac Albéniz, 1831

Instancia del alumno Isaac Albéniz, 1831

El Archivo histórico-administrativo del Real Conservatorio Superior de Música de Madrid custodia la documentación generada por el propio funcionamiento de la institución desde su creación en 1830. La finalidad docente del centro se refleja en muchos documentos: expedientes de alumnos y profesores, actas de exámenes y claustros, registros de premios y concursos, informes, correspondencia, conciertos, etc. entre los que figuran muchos de los grandes músicos españoles de los dos últimos siglos (Albéniz, Barbieri, Bretón etc.). Además de esta documentación, el Archivo cuenta con fondos procedentes de sociedades filarmónicas de los siglos XIX y primera mitad del XX (Sociedad de Conciertos, Sociedad de Cuartetos, Agrupación Nacional de Música de Cámara), una interesante colección de cartas autógrafas procedentes de diferentes donativos, escritas por personajes diversos de la cultura y la política (Gerardo Diego, Chateaubriand, Mesonero Romanos, Emilio Castelar, Luis XIV de Francia, los duques de Osuna, de Gandía y de Orleans, los generales Prím y Cabrera, etc.), y el archivo personal del musicólogo Robert Stevenson que, en 1999, donó al Conservatorio en unión de su biblioteca.

Las múltiples vicisitudes afrontadas por el Conservatorio a través de sus cerca de doscientos años de historia (problemas presupuestarios, traslados de edificio, incendio, Guerra Civil, etc.), sin duda han dejado huella en el Archivo. Efectivamente, se han detectado ciertas lagunas en la documentación, pero la incidencia mayor se manifiesta en el estado de conservación, pues una parte de la documentación se encuentra con síntomas de infecciones de microorganismos debido a la exposición a fuentes de humedad que han propiciado su debilitación y roturas marginales.

Sin embargo, se han podido conservar las series completas (desde 1831 hasta la actualidad) de las actas de exámenes y del claustro de profesores, lo cual permite a los investigadores el estudio de la actividad desempeñada por el primer centro oficial de España donde se impartieron las enseñanzas de música y declamación.

    Uniformes de los alumnos en los inicios del Conservatorio. Acuarela.

Uniformes de los alumnos en los inicios del Conservatorio. Acuarela.

Al encontrarse en proceso de organización, es imposible precisar el volumen total de sus fondos. Ciñéndonos a la documentación propia del Archivo histórico-administrativo del Conservatorio, se han contabilizado 400 metros lineales de documentación, 700 legajos, 2500 cajas y 600 libros. El volumen total, solamente de este fondo, es muy probable que supere el millón de documentos pero, como además tiene carácter de archivo central e intermedio, recibe regularmente transferencias de documentos de las diferentes secciones del Conservatorio, una vez cumplidos los plazos pertinentes.

Actualmente se están llevando a cabo procesos de descripción a nivel de serie documental y se han realizado proyectos de digitalización y microfilmación, pero queda pendiente describir el fondo en profundidad. A pesar de la ingente tarea que resta por realizar, con el apoyo de diferentes instrumentos de control del propio Archivo (índices de alumnos, registros de matrícula, etc.) y de incipientes tareas de catalogación automatizada de la serie Asuntos Generales, se ha puesto a disposición de los investigadores parte de la documentación del Archivo, sobre todo la relativa al siglo XIX, lo que está permitiendo la realización de tesis doctorales y trabajos de investigación de fin de carrera a alumnos del Conservatorio y de diversos centros universitarios.

Categorías

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

* Se requiere casilla de verificación RGPD

*

I agree