El (in) calculable valor de las bibliotecas: Estudio de Impacto Socioeconómico de las Bibliotecas en la Comunidad Foral de Navarra

Asun Maestro Pegenaute
Directora del Servicio de Bibliotecas
Gobierno de Navarra
amaestrp@navarra.es

Nunca me había parado a pensar el valor económico de un lugar así

Y, hasta hace algunos años, los profesionales de las bibliotecas, tampoco. Esta opinión, que corresponde a una de las expresadas por las más de las cinco mil personas encuestadas, pone de manifiesto lo inusual de este tipo de valoración de los servicios bibliotecarios, al menos, en España. Una nueva forma de evaluar las bibliotecas en términos económicos y sociales que pretende demostrar con datos rigurosos que nuestros servicios, lejos de ser un gasto, son una excelente inversión. Digamos, de manera más metafórica, que son instituciones de gran potencia energética tanto cultural y educativa, como social y económica, cuyos costes se han de iluminar a la luz de los beneficios.

Creo que las bibliotecas tienen un valor incalculable y nos aportan muchos beneficios, por lo cual creo que es importante invertir dinero en ellas

Este estudio ofrece una estimación del valor del conjunto de las bibliotecas existentes en Navarra (públicas, universitarias y especializadas), 135 centros participaron en el estudio. Más allá de conocer cuántas bibliotecas hay, qué colecciones o recursos informativos disponen, qué servicios ofrecen o cuanto dinero cuestan, se trata de conocer el valor que adquieren para quienes las utilizan, qué valor, o mejor, qué valores les adjudica la ciudadanía.

Así presentamos un estudio, cuyo planteamiento, realización y resultados pueden conocerse al completo en el sitio web El valor de las bibliotecas. Y digo presentamos porque la firma de este estudio es un equipo de personas, otro gran valor para nuestra profesión, la cooperación y la riqueza de compartir experiencias y saberes. Porque de su realización, y éste es un primer resultado, hemos podido conocer y conocernos.

… no consigo entender cómo se puede poner precio a un bien común

Sí, es posible. Y así intentaremos contarlo, y sintetizarlo, en las siguientes líneas. Este Estudio, como toda buena historia, tiene su planteamiento, nudo, desenlace y, lo mejor, futuro. Empezaremos por éste -su futuro- y desarrollaremos su desenlace –sus resultados- porque, seguramente, de su origen y realización se tenga más información y puede consultarse en la web.

Y el futuro de todo este trabajo es haberlo conseguido simplificar en una herramienta, en un instrumento que pone al alcance de cualquiera (personas y bibliotecas) la posibilidad de calcular el valor de los servicios que recibe y de los servicios que presta.

Se trata de una calculadora de dos caras que, a modo de espejos, refleja para la ciudadanía el valor económico de los servicios que disfruta; y para las bibliotecas permite realizar una estimación de los servicios que, de forma global, ofrecen. Y ésta herramienta sí tiene una firma en exclusiva, Fernando Ross García, quien con su mente lúcida y abierta os diría que la calculadora es muy sencilla de utilizar y muy fácil de implementar. Es una herramienta de código abierto y descargable como aplicación en teléfonos y tabletas Android y para quienes no usen Android, o usen un ordenador, se puede utilizar a través del enlace dedicado en la propia web www.elvalordelasbibliotecas.com.

Desde estas líneas, os animamos a que la probéis y utilicéis, sabemos que hay quien lo ha hecho, como la Biblioteca Juan San Martín de Eibar, gracias por hacerlo. De su utilidad y utilización, todos obtendremos beneficios, los centros de información para conocer y difundir el valor de los servicios que se ofrecen y, para usuarios y usuarias, tomar conciencia de lo cuantificable de esos beneficios.

Beneficios y bien común del que queremos hacer sabedores a los responsables de las localidades que tienen bibliotecas, los ayuntamientos. Navarra tiene la particularidad que, en lo referido a bibliotecas públicas, la competencia es corresponsable entre la administración foral y local, aunque es el Gobierno de Navarra quien aporta las mayores cantidades. Por eso, con los resultados de este estudio, de manera detallada y para cada localidad, queremos dirigirnos a los ayuntamientos y pedir su mayor implicación en este servicio público que la ciudadanía ha calificado, como poco, de indispensable.

Las bibliotecas son imprescindibles

Imprescindible y básica son los dos términos más utilizados por la ciudadanía consultada, usuaria o no de las bibliotecas, para definir nuestras instituciones, personas que acuden a todo tipo de bibliotecas.

Como imprescindible ha sido la colaboración de profesionales y gentes en la elaboración de este estudio. Un trabajo que se ha hecho desde el rigor profesional pero que, además de en datos, se sustenta en la opinión de la ciudadanía y es ésta la destinataria, en primer término, de sus resultados.

Instituciones públicas y privadas, bibliotecas, empresas y profesionales, colaboraron para el desarrollo de este estudio, que contó con la participación de más de 5.200 personas a partir de 14 años residentes en Navarra, que respondieron a las distintas encuestas realizadas expresamente para el estudio, a través de formularios vía web y por teléfono. El estudio se basa además en la explotación de fuentes estadísticas oficiales y en otra documentación secundaria.

El estudio se lleva a cabo a lo largo de 2015 y, con los datos estadísticos y la voz de quienes utilizan (o no) las bibliotecas, se articula en base a un mapa con más de 50 indicadores que sostienen y verifican los resultados.

Me parece un lugar no regido por el dinero, algo que en la sociedad en la que vivimos ya es de por sí un valor a conservar

En efecto, es un valor, un retorno económico cuantificable que, si se contempla desde la magnitud de las cifras aportadas, genera asombro profesional: 287.000 usuarios inscritos, 4,3 millones de visitas (casi unas 13.000 visitas diarias), 1,2 millones de préstamo, 9,3 millones de recursos electrónicos descargados; y asombro monetario: su valor anual ascendía a 61,7 millones de euros, a los que si se restan los gastos cifrados en 17,7 millones de euros, el beneficio neto que general es de 44,1 millones de euros.

Pero que si lo contemplamos a la luz de una metodología más sintetizadora, el retorno de la inversión (ROI, sigla inglesa de Return On Investment), la cifra ya adquiere una escala humana:

Por cada 1 € destinado a las Bibliotecas de Navarra en 2014 (fecha de los datos), éstas retornaron a la sociedad:

  • Entre 3,49 € si se valora el uso de sus servicios con precios de mercado,
  • y 4,66, si los usuarios valoran cuánto deberían hipotéticamente pagar

Abanico de cifras que responde, como se expresa, a las dos metodologías de valoración utilizadas: la asignación de precios de mercado (APM) y la valoración contingente (VC).

Asignación de precios de mercado (APM) consistente en asignar a los servicios bibliotecarios el “precio” que tienen otros servicios análogos en el mercado. Siete fueron los servicios analizados: préstamos de libros y otros soportes, descarga de documentos, asesoramiento del personal bibliotecario, uso del material dentro de la biblioteca, actividades en las bibliotecas, uno de ordenadores y conexión Wifi.

Y valoración contingente (VC) que mide, a través de encuestas, cual es el valor económico que perciben los consumidores por un bien o servicio que no está en el mercado, cuánto estarían dispuestos a pagar si los servicios usados en las bibliotecas los suministrara una empresa privada.

Qué difícil debía ser investigar antes

Es la valoración más sintetizadora que podemos extraer, y que también tiene una cuantificación económica, si nos detenemos a señalar dos aspectos que, si bien no afectan a toda ciudadanía, son imprescindibles para quienes los requieren. La aportación a la investigación de las bibliotecas universitarias y especializadas es altamente rentable y valorada por docentes, investigadores y estudiantes. Un aportación estimada en 16.226.833 € que, en palabras, se traduce en opiniones como “Sin ella no habría investigación. Tampoco se podría desarrollar una enseñanza universitaria digna de tal nombre”.

Y el valor patrimonial de nuestras colecciones. Ocho de cada diez navarros (81,4%) consideran que es bastante o muy importante que las bibliotecas conserven colecciones de libros u otros materiales de interés histórico o patrimonial o sobre la cultura local o regional. Son un soporte insustituible para la identidad comunitaria de Navarra en su conjunto y de la historia local e identidad de sus poblaciones. Un valor patrimonial que, en el conjunto de nuestras bibliotecas, se concreta en 388.710 ejemplares, valorados en términos económicos en 16.166.279 €.

La biblioteca es como el aire, está y respiras

Tan hermosa metáfora, desde la voz de una persona encuestada, sintetiza lo básico de las bibliotecas en el tejido vital de nuestra sociedad. Porque, para la población Navarra, existe un amplio acuerdo sobre los beneficios que reportan las bibliotecas. Las encuestas realizadas para este estudio (1.150 entrevistas telefónicas a la población y más de 4.100 encuestas web a usuarios de bibliotecas) ponen de manifiesto un abanico de valores y beneficios que van mucho más allá de los áridos indicadores económicos.

Y son todas estas voces ciudadanas las que nos han permitido concretar el impacto social que las bibliotecas tienen entre la población de Navarra; las que han concretado los beneficios que perciben, la importancia que otorgan a las funciones de las bibliotecas y los motivos por los que las usan. Voces que suenan al unísono de los profesionales que han realizado este estudio y que, desde todas y cada una de las bibliotecas de Navarra, han posibilitado disponer de una materia prima de análisis que en, sí misma, es un canto a la biblioteca, de manera así de rotunda: La biblioteca es la institución democratizadora de la sociedad, por antonomasia, y es también la que permite el acceso a la cultura, la investigación y el desarrollo de las sociedades.

Casi la totalidad de la población (93,4%) piensa que las bibliotecas posibilitan un tiempo de ocio y entretenimiento pero, además, están de acuerdo en que las bibliotecas:

Las bibliotecas tienen el poder de poner al alcance de cualquiera una inmensa riqueza

Y esta riqueza, que tiene que ver con las funciones y las actividades de las bibliotecas, es la que nos reflejan unos valores que van más allá de lo que, en principio, emanan de nuestros espacios, colecciones y servicios.

#Garantizar la igualdad de oportunidades en el acceso a la información y el conocimiento #Favorecer la inclusión social de inmigrantes y personas desfavorecidas #Conservar colecciones de libros y otros materiales de interés histórico y patrimonial o sobre la cultura local o regional #Mantener colecciones actualizadas de libros, revistas, música, cine #Fomentar la identidad cultural # Favorecer la convivencia entre distintas culturas #Organizar actos con autores, tanto locales como de fuera #Organizar actividades de arte, teatro, música… #Mantener y difundir la cultura en euskera.

Una riqueza e importancia de los servicios bibliotecarios en la enseñanza universitaria que pone su acento y valoración en #La calidad general de la enseñanza universitaria. #El rendimiento académico de los estudiantes #La calidad de la actividad docente #la calidad de los trabajos de fin de grado o de master.

No sólo el lugar sino la ayuda de la bibliotecaria es imprescindible

Porque, de nuevo, imprescindible y alta es la valoración global de las bibliotecas en este análisis social:

Y, de forma particular lo es de sus profesionales. Cuando se pregunta por la valoración de aspectos concretos de la biblioteca, destaca la puntuación otorgada a la atención y profesionalidad del personal, seguido de la ubicación y accesibilidad del edificio, la señalización interna y la facilidad para encontrar materiales y la comodidad y confortabilidad de las instalaciones.

Creo que las bibliotecas se han convertido en un servicio imprescindible, igualable a salud, educación y servicios sociales.

Los profesionales, siempre hemos estado convencidos de ello. Y ahora tenemos una herramienta para demostrarlo. Porque así queremos contemplar este estudio, como un instrumento para poner en valor social y económico, y también de mercado por qué no, nuestros servicios.

Estamos convencidos pero hemos de convencer y, por ello, tras la realización del estudio consideramos imprescindible difundirlo y utilizarlo.

Difundirlo pero sobre todo a la ciudadanía, primera destinataria de toda esta valoración y la artífice de reclamar estos servicios que considera básicos, imprescindibles e indispensables a las administraciones correspondientes. Y en ello nos empeñamos y seguimos trabajando.

Pero, sobre todo, utilizarlo. Y ahí estamos, utilizando los resultados del estudio en cualquier momento que precisamos; conscientes de que ahora, además de datos, tenemos valor, también económico y social, el que la ciudadanía, que con sus impuestos sostiene nuestros instituciones, nos ha otorgado.

Sin bibliotecas la vida sería mucho más gris

Este estudio, no sólo ha puesto luz a nuestro quehacer y convencimiento bibliotecario sino que nos ha permitido proyectarlo y visibilizarlo dentro y fuera de nuestra Comunidad. Porque si importante ha sido elaborarlo, lo es tanto más darlo a conocer. Una proyección que, en primer lugar, quiso serlo a la ciudadanía y, más tarde, a cuantas instituciones intervienen en el sostenimiento de nuestros centros.

Y en ello nos empeñamos a lo largo de 2016, dándolo a conocer en las bibliotecas, a través de folletos, carteles, páginas web y presentaciones en el ámbito universitario; con su difusión a la sociedad en rueda de prensa de la mano de la Consejera de Cultura, Deporte y Juventud del Gobierno de Navarra, Ana Herrera, del Secretario de Estado para la Cultura, José Mª Lasalle, e Hilario Hernández, director del estudio que, ampliamente, recogieron medios de comunicación locales y nacionales; con su presentación en sesión de gobierno del ejecutivo foral, en la Comisión de Cultura del Parlamento de Navarra y en una reunión del Consejo Navarro de Cultura, una difusión institucional que, estamos seguros, nos ha permitido, también, sensibilizar con voces más multicolores que la profesional.

Difusión que compartimos con vosotras y vosotros, los profesionales de la información y documentación que nos habéis ayudado enormemente a darlo a conocer, como ahora lo hace SEDIC. Eskerrik asko.

Aunque, sin duda, la presentación profesional más orquestada la llevamos a cabo en el marco del VIII Congreso de Bibliotecas Públicas, celebrado en Toledo en noviembre de 2016, en una sesión informativa de proyectos de Consejo de Cooperación Bibliotecaria, como no podía ser de otra manera. Navarra tan sólo fue, y para nuestra Comunidad fue mucho, el territorio para un proyecto piloto promovido desde el Pleno del Consejo de Cooperación Bibliotecaria, que se celebró en la misma ciudad en 2014.

Porque, y finalizando por el principio, el origen de este estudio se encuentra en el I Plan Estratégico del Consejo de Cooperación Bibliotecaria 2013-2015 que, entre sus líneas de actuación, incluía la adopción de “medidas que contribuyan a una mejor percepción de la utilidad de las bibliotecas en la sociedad”.

Tenemos el estudio y sus resultados nos dan aire, ponemos a vuestra disposición nuestra experiencia y os garantizamos un alto rendimiento. Y, sobre todo, confiamos que, en el marco del II Plan Estratégico del Consejo de Cooperación Bibliotecaria (2016-2018), la “Extensión del Proyecto de Impacto socio económico de las Bibliotecas a otras Comunidades Autónomas” que, forma parte del objetivo de Impulsar el valor de las bibliotecas en el conjunto de la sociedad, se haga una realidad. De ello se hablará en Lanzarote, en el Pleno del CCB, los días 24 y 25 de abril.

No es sólo un punto del orden del día, forma parte de la primera línea estratégica de ese plan: la promoción y fomento de las bibliotecas en la sociedad. Una sociedad que opina que la biblioteca es el lugar más bonito del mundo, para soñar y recuperar la dignidad (Munduko lekurik politena da amets egiteko eta duintasuna berreskuratzeko)

Hagámoslo cierto.

(NOTA: todas las frases en cursiva y destacadas en color son opiniones vertidas por las personas encuestadas en el Estudio)

Categorías

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *